Escudo UPSA
Información al estudiante
923 277 150
923 277 100
General

Gustavo Adolfo Fuentes Gómez, sacerdote de Honduras y estudiante de Derecho Canónico con una beca de cooperación eclesial


Publicado: 10/04/19

Gustavo Adolfo Fuentes Gómez es de Honduras y disfruta en Salamanca de una beca de cooperación eclesial para estudiar Derecho Canónico. Su obispo le envió a Salamanca para especializarse en esta disciplina, aspecto que él considera un regalo y una oportunidad excepcional para formarse como sacerdote y crecer como persona. En esta entrevista nos cuenta su experiencia y cuáles son los avances.


1. Durante este curso disfrutas de una Beca de Cooperación Eclesial, ¿en qué consiste esa ayuda?

Mis estudios los he podido realizar gracias a la Beca, que considero una fortuna, ya que es una oportunidad estupenda y una gran ayuda para la Iglesia necesitada. La Beca de Cooperación Eclesial consiste en el pago de la matrícula en la Universidad y la estancia durante el curso en la residencia (alimentación y  hospedaje).

2. ¿Cuál sería tu mensaje para animar a otros estudiantes a solicitar estas Becas?

Decirles que es una oportunidad que nos llena de conocimientos que fortalecen la vida intelectual, sobre todo para ayudar a nuestra Iglesia. Les invito a que soliciten la Beca, ya que estudiar en la UPSA es una experiencia enriquecedora y llena de grandes conocimientos que cada día nos hacen mejores profesionales y mejores cristianos.

3. ¿Qué aspectos destacarías de esta etapa en Salamanca?, ¿en qué ámbitos has notado un mayor avance en tu formación?

Mi experiencia en Salamanca es única, nunca me imaginé estudiar en una universidad europea. Cuando mi Obispo me dice que me envía a estudiar, lo primero que le pregunté fue: ¿dónde y qué voy a estudiar?, cuando me dijo que en Salamanca me emocioné mucho porque conocía el prestigio y la calidad que tiene, así que inicié todo el proceso para  solicitar la Beca.

Claro que se van notando cada vez más muchos avances en el ámbito intelectual, humano y cultural. Cada día te llenas de conocimientos y te vas interesando por conocer más, aprender a fortalecer tu formación y así poder servir con más entrega a la sociedad y, en mi caso, como sacerdote a mi Iglesia.

4. ¿Es difícil compaginar tus obligaciones aquí con tus tareas en el país de origen?, ¿cuáles son tus rutinas a lo largo de la semana?

Al principio cuesta un poco, ya que todo es diferente: la cultura cambia, el clima, el tiempo, etc., pero cuando te adaptas todo es una maravilla, ya que aprendes cada día cosas nuevas y la ilusión de conocer y formarte te anima a seguir adelante.

Compaginar las obligaciones de aquí con las de mi país no resulta fácil, ya que durante el tiempo que estás aquí te dedicas al estudio y, en mi caso, los fines de semana, colaboro presidiendo la Eucaristía. En vacaciones, que viajo a Honduras, colaboro en mi diócesis y el trabajo pastoral te ayuda para poner en práctica los conocimientos adquiridos.

Respecto a mis rutinas, mi semana comprende las siguientes actividades: de lunes a miércoles, las clases, además de presidir los lunes la Eucaristía en la UPSA. De jueves a sábado lo dedico a mis deberes de clase y a pasar el tiempo en la biblioteca. Y el domingo colaboro en una Comunidad presidiendo la Eucaristía.

5. ¿En qué aspectos crees que mejorará tu formación tras disfrutar de esta Beca?, ¿en qué crees que puede mejorar tu tarea apostólica en tu país de origen?

Pues en muchos aspectos de mi vida, ya que todo lo que he aprendido sobre el Derecho Canónico es de mucha importancia en la vida de la Iglesia, por lo tanto estudiar y disfrutar de esta Beca supone un aprendizaje integral. De esta manera salimos formados para trabajar en la Iglesia y, en mi caso, con el pueblo de Dios que peregrina en Honduras.

En cuanto a mi tarea apostólica es una ayuda importante, ya que en mi Diócesis ‘San Pedro’, de San Pedro Sula de Honduras, soy el primero en estudiar Derecho Canónico. Esto indica que la misión será buenísima, ya que estoy dispuesto a trabajar y a dar con generosidad lo que he recibido.

6. ¿Qué destacarías de la Universidad como alumno?

Hay muchos aspectos que destacar, ya que cada facultad tiene su propia experiencia. En mi caso, destacaría la calidad de los catedráticos ya que sobresalen por sus virtudes y para mí, disfrutar y conocer a los maestros que han escrito los libros con los que he recibido clase es fantástico. Es más, encontrarme personalmente en las clases y en la biblioteca (que es una joya, por cierto) a los teólogos y juristas es una experiencia enriquecedora.

7. ¿Cuál es tu valoración sobre la formación en Derecho Canónico en la UPSA?

El Derecho Canónico es muy importante en la Iglesia. Y en la UPSA, la formación es de calidad, teniendo en cuenta que se adquieren conocimientos teóricos y prácticos. Para mí es una formación, como decía al inicio, de calidad.

8. ¿Hacia dónde crees que va el futuro del Derecho Canónico?

El futuro del Derecho va siempre unido con el caminar de la Iglesia. Su futuro estará siempre mirando hacia el bien de la persona, por lo que es necesario para resolver las dificultades del pueblo de Dios y, sobre todo, para la salvación de las almas.

9. ¿Qué te gustaría hacer a tu regreso a Honduras?

Al regresar me gustaría incorporarme a la pastoral y las actividades de la Diócesis y, por supuesto, servir con alegría al pueblo de Dios desde los conocimientos adquiridos en el Derecho Canónico.

Empleo
International
Centros de Atención
Otros Servicios
Enlaces
CAMPUS DE SALAMANCA
CAMPUS DE MADRID
Sede Central
Calle Compañía, 5. 37002,
Salamanca | ESPAÑA

+34 923 277 100
sie@upsa.es
Campus Champagnat
Universidad Pontificia de Salamanca
Incidencias / Sugerencias
Política de Protección de Datos